EMPLEOS Y CANDIDATOS FALSOS

April 12, 2019

 

Contratar personal y conseguir un empleo se han vuelto tareas dificilísimas, en las que, además, abunda el fraude.

Además de la larga ruta que hay que transitar para encontrar una vacante, al hacerlo, esta pudiera ser una trampa para despojar a los desempleados o a quienes desean una nueva oportunidad laboral, del dinero que pudiera ser el sustento de dos o más meses para su familia.

Algunos consejos para detectar si una vacante pudiera ser falsa, serían observar si la publicación tiene errores de ortografía; si el correo que se ofrece de contacto es genérico y no de un servidor particular; si se ofrecen muchos beneficios y pocos requerimientos; si se solicita dinero para algún trámite del proceso de selección; si no hay una página web profesional que respalde a la empresa que publica la vacante; si las oportunidades son temporales y en el extranjero; si se solicita un período de “capacitación” o “prueba” sin remuneración alguna; o peor todavía, cuando se solicitan datos personales, como las contraseñas de tus redes sociales o bancarios.

También están los que llaman directamente a ejecutivos de alto nivel jerárquico para ofrecerles empleo a cambio de sumas importantes de dinero. He sabido de casos que han pagado hasta 80,000 pesos para que les consigan trabajo. Y después de cobrarles tanto, les llaman para inviarlos a dos o tres entrevistas, pero éstas están acordadas previamente con quienes “se hacen pasar” como empleados de Recursos Humanos. Al final, no les consiguen trabajo y si se atreven a reclamar, los amenazan con enviar correos masivos a miles de empresas diciendo que salieron robando en su último empleo.

En el otro lado de la moneda están aquellos elementos que buscan incesantes una oportunidad laboral e intentan conseguirla a través de mentiras, ya sea proporcionando información falsa, distorsionando los hechos ocurridos en su trayectoria laboral, tratando de engañar a otros y algunas veces, hasta a sí mismos. Por eso es importante contratar profesionales expertos en reclutamiento o head hunter porque son ellos los que tienen más posibilidades de detectarlos a tiempo.

También abundan candidatos que aceptan una oportunidad laboral mientras siguen buscando el empleo que realmente les interesa y al que correrán con los brazos abiertos aún habiéndose comprometido en otro lugar, aceptando que en él se gaste en capacitaciones, viajes, seguro social, impuestos. O aquellos que ingresan a una nueva empresa, sin cerrar el ciclo con la anterior o sin suspender sus actividades como independientes, intentando más ingresos aún y cuando esto les cueste su prestigio profesional. Algunos más, solo ingresan para pedir, a los cuantos días, una incapacidad en el Seguro Social misma que podrían prologar por meses enteros. Y otros, para roban algo de su nueva compañía: la portátil, inventario, hacer alguna manipulación contable o mal uso de información privilegiada.

¿Cómo evitar que esto suceda? La situación es complicada porque ya ni siquiera el proceso de selección ayuda en todos los casos a detectar fallas en el proceso ni faltas en los concursantes a un puesto.

Hay candidatos que nunca han cometido un ilícito y a la primera oportunidad, lo hacen. Hoy, como nunca, en las casas y las empresas hay cámaras de seguridad, se cuenta con GPS y otros sistemas que siguen las rutas de los choferes o rastrean los movimientos de sus empleados a través de las computadoras o los celulares y ni así muchos se detienen en cometer un ilícito.

Tenemos, entonces, a quienes intentan conseguir dinero fácil engañando a quienes necesitan empleo; a empleados que buscan aprovecharse de los recursos de una empresa, y por otro lado, a empresas que incumplen sus promesas contractuales.

Hoy día, los procesos de reclutamiento, selección y contratación de personal se han tornado mucho más complejos y costosos que en años anteriores. Por eso ahora se están sofisticando procedimientos, haciendo programas más estrictos de prevención, detección e investigación de fraude, estableciendo canales de denuncias como vía de comunicación interna, endureciendo contratos y sobre todo, las penas para quienes comentan ilícitos.

Entre menos apegado esté el comportamiento de todos a valores tales como respeto, lealtad, honradez, etcétera, más controles y leyes se establecerán para contener una mala conducta, y por tanto, menor será la libertad de la que gocemos todos.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

December 1, 2019

July 28, 2019

June 25, 2019

June 25, 2019

June 25, 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2017  ASSÉSOR®   Asesoría y Sistemas para la Optimización de Recursos.
Todos los Derechos Reservados.

  • LinkedIn - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - White Circle